Facultad de Ciencias conmemoró su 56º aniversario y presentó su nuevo portal web

Ceremonia virtual del 56° Aniversario de la Facultad de Ciencias
Ceremonia virtual del 56° Aniversario de la Facultad de Ciencias

En una ceremonia virtual, las autoridades y la comunidad de la Facultad de Ciencias conmemoraron los 56 años de vida institucional de la Unidad Académica, que viene formando científicos y generando nuevos conocimientos para el desarrollo del país desde el 14 de enero de 1965.

En la oportunidad, también se inauguró el nuevo portal web de la Facultad de Ciencias que posicionará y potenciará su imagen corporativa para responder de mejor manera a las exigencias comunicacionales del mundo actual.

El nuevo sitio web se desarrolló durante el año 2020 gracias a un trabajo colaborativo de diferentes autoridades, académicos y personal de colaboración. Fueron la Dirección de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias y la Dirección de Servicios de Información y Bibliotecas (SISIB) de la Universidad de Chile que llevaron a cabo esta iniciativa bajo la Dirección Académica del Dr. Hernán Ríos Peña y Lillo.

Discurso del Decano de la Facultad de Ciencias Dr. Raúl Morales Segura

Buenas Tardes a cada uno de ustedes que integran la gran comunidad universitaria de la Facultad de Ciencias.

Hoy celebramos un nuevo aniversario de nuestra Facultad, creada mediante Decreto Supremo N° 135 del año 1965 del Ministerio de Educación.  Eran los tiempos en que la principal Universidad del país se ampliaba bajo la autorización del Estado, en su calidad de organismo público y estatal, y su financiamiento provenía íntegramente desde el presupuesto anual de la nación.

Por otra parte, hoy cumplimos 40 años como Universidad pública con subvención estatal parcial, desde el año 1981, obligada al autofinanciamiento a través de la captación de aranceles de pregrado y postgrado, como también a la adjudicación por concursos de proyectos con financiamiento estatal y privado, así como de la venta de servicios, asesorías y consultorías que nos permiten complementar mas de la mitad del presupuesto que anualmente se empina por los 1.000 millones de dólares.  Somos una entidad compleja, formadores de profesionales y académicos, de desarrollo científico y tecnológico, de arte y cultura, así como de producción de saberes diversos y de resolución de problemas de interés nacional y prioritarios para el país, como también en el conocimiento de nuestro planeta y el universo. 

En este contexto, nuestra Facultad se yergue como uno de los principales centros de formación científica e investigación de frontera de nuestro país. Sin embargo, hemos continuado luchando por hacer ciencia de la mejor calidad, a pesar de las adversidades, dadas principalmente por estar inmersos en un país que, por más de cincuenta años de gobiernos sucesivos, no han confiado en sus científicos, ni en la potencialidad de nuestras propias capacidades.  Por el contrario, seguimos siendo invisibles ante la miopía gubernamental, quienes no atinan a que los países en nuestro planeta se vienen desarrollando desde hace ya varias décadas a través de la producción de nuevos conocimientos y no desde la venta de sus capitales naturales no renovables ni del agotamiento de sus fuentes de recursos renovables.

El último esfuerzo gubernamental significativo lo emprendió, en ese entonces, el Ministro de Educación Sr. Juan Gómez Millas, con la creación de la ley especial del 0,5% de las ventas del cobre para el Fondo de Desarrollo Universitario puesta en marcha el año 1957 y cuyo período concluyó el año 1977. Desde entonces, nada serio ha perdurado por espacios de 20 años como políticas de Estado en materia de inversión de desarrollo científico que sobrepasen el 0,5% del PIB.

Y aun así, hemos sobrellevado esta tarea a través del tiempo con entusiasmo y dedicación, con un cuerpo académico que ha ido perfeccionando sus capacidades de hacer ciencia y de formar nuevos profesionales en el campo de las ciencias duras, de las ciencias ambientales y del profesorado para la educación media, teniendo siempre como norte el futuro de nuestro país.

Pero efectivamente, hemos experimentados contratiempos y en este año 2020, hemos aprendido a conocer el teletrabajo y sus vicisitudes, producto de una pandemia que afecta a todo el mundo, y que nos ha puesto a prueba en nuestras capacidades intelectuales, en la innovación y en la generosidad para emprender una tarea colectiva que requiere más que nunca el ejercicio de un trabajo cohesionado, tolerante y comprometido desde la adversidad que amenaza nuestra salud y vidas.

Este año 2020 marcará a muchas generaciones de nuestra Facultad y del mundo, puesto que nos ha enseñado a tener una nueva perspectiva de la vida y de la importancia de una colaboración intergeneracional que, como ya vemos, no ha terminado, y que seguirá sumando nuevas experiencias y acontecimientos por este nuevo año 2021.

Por de pronto, quiero agradecer a quiénes con su compromiso y redoblados esfuerzos, emprendieron con mayor ahínco su compromiso de cumplir con sus deberes universitarios desde la adversidad en que nos ha puesto esta pandemia. Me refiero a un amplio sector del cuerpo académico y personal de colaboración que permitieron con su aporte mantener, principalmente desde sus hogares, la marcha de nuestra Facultad. Abordándose tanto los quehaceres docentes de pre y postgrado, como de las necesarias tareas administrativas y de continuidad de los múltiples compromisos que permitieron seguir elaborando los cientos de contratos, las nóminas de sueldos y sus pagos bajo modalidades presenciales y de transferencias, la adjudicación y pagos de becas, la atención debida al compromiso de los convenios nacionales e internacionales, la continuidad de las importaciones y adquisiciones de insumos y materiales de trabajo, la atención tecnológica ante las necesidades de conexión de nuestro personal que mantuvo actividades de teletrabajo y del equipamiento que los estudiantes requirieron para una mejor conexión a sus clases on-line, etc.

Que decir también del personal permanentemente dispuesto en la atención profesional en el campo de la asistencia psicológica y de trabajo social, así como de las comisiones Covid y de los equipos de mantención de nuestras instalaciones, de las comisiones académicas de evaluación, calificación y direcciones departamentales, así como el permanente trabajo de las Direcciones de Apoyo Integral, nuestros directores y directoras de escuelas de pre y postgrado, sus Consejos correspondientes, Consejo de Facultad, Secretaría de Estudios, DAE, y todos quienes fueron convocados para atender diversas situaciones que generaron preocupación, alarma o atención médica de funcionarios o demás integrantes de nuestra comunidad universitaria.

Una especial mención me merece la disposición del personal adscrito al Decanato, la coordinación que han conducido con las diferentes unidades de la Dirección Económica y Administrativa, como Recursos Humanos, Proyectos, Adquisiciones y personal auxiliar, así como la Direcciones Departamentales y de Apoyo Integral, con cuya dedicación y entrega, tanto en actividades remotas como presenciales, nos han permitido enfrentar satisfactoriamente cada una de las dificultades que se originaron desde el plano estudiantil hasta el plano de la administración interna y la coordinación con las unidades centrales de la Universidad, como Rectoría, Dirección Jurídica, Contraloría y las diferentes Vicerrectorías.

Pero también, debo hacer mención de que no siempre encontramos el apoyo del personal que, escondiéndose tras excusas frágiles, se aprovecharon de la benevolencia que la situación pandémica exigía, cuestión que quedará sólo en sus conciencias de saber emprender con mayor generosidad el período que deberemos seguir afrontando, particularmente desde febrero en adelante.  Aún los necesitamos, y esperamos que puedan tener una mayor consideración con quienes se han entregado denodadamente a cumplir sus obligaciones laborales en condiciones tan adversas como las vividas, lo que a su vez permitió que todos pudieran gozar de sus remuneraciones durante todo el año que pasó. 

Pero quiero ser claro, ¡no hemos sometido a presión a ninguna persona para cumplir voluntariamente los apoyos solicitados para las actividades al interior de nuestra Facultad! Y quienes debieron presencialmente seguir cumpliendo sus deberes, por principios éticos privilegiamos no poner en riesgo su salud, estando siempre prestos a otorgar todas las facilidades y seguridades para una actividad que compartiera dedicación y cuidados en el hogar.  Por lo que permanentemente hemos adherido a los protocolos institucionales y a las diversas medidas internas con que hemos complementado los cuidados, para no experimentar ninguna situación innecesaria de riesgo laboral, como ha sido desde marzo a la fecha.

En otro orden de cosas, este último año y en los próximos meses, seguiremos experimentando un significativo número de académicos y personal de colaboración que, merecidamente, se han acogido y se acogerán a sus procesos de jubilación y de retiro voluntario de nuestra Facultad.  Les agradecemos la dedicación y el fruto de sus esfuerzos por engrandecer nuestra institución y, aun cuando, la ocasión no nos ha permitido festejar con ellos tan importante paso que han dado en sus vidas laborales y personales, esperamos poder agasajarlos como se merecen, una vez vuelta a la presencialidad que hoy la pandemia no nos permite hacerlo de manera responsable.

También, seguiremos sintiendo con dolor la partida y ausencia de nuestras vidas, de entrañables colegas y funcionarios que se ganaron el aprecio de muchos por su dedicación y compromiso con nuestra Facultad. Pero, dada las circunstancias vividas, no pudimos acompañar a sus familiares y seres queridos en tan sentidas despedidas.  Esperaremos superar esta difícil y no menos angustiante pandemia para reencontrarnos con todos aquellos familiares y amistades en el objetivo de rendirles nuestros más sentidos homenajes y recuerdos.

Finalmente, espero que las dificultades económicas que trajo consigo las medidas para enfrentar la pandemia durante el año 2020, no se desarrollen con la misma intensidad en el presente año.  Aun cuando, no hemos logrado remontar un reajuste salarial más acorde a nuestras expectativas, al menos esperamos lograr seguir avanzando en las inversiones asociadas a las obras civiles nuevas y de refacción que esperan su atención urgente para poder atender las necesidades de investigación, particularmente en el campo experimental.

El trabajo que nos depara este nuevo año requiere contar con la máxima generosidad de cada uno de ustedes, para comprender que seguimos en un proceso pandémico que nos limita, presiona y nos dispone a una sensación de permanente riesgo.  Requerimos de la solidaridad mutua, de la comprensión que los esfuerzos por atender tareas cotidianas en tiempos normales, hoy día son más demandantes y agotadoras, pero que solo con actos de buena voluntad y anteponiendo nuestro mayor sentido de humanidad con los demás, podremos sentirnos felices de haber salidos airosos el día que esta situación llegue a su fin.

Feliz Aniversario aun en tiempos de pandemia.

Muchas gracias.

Audio de la Ceremonia Conmemorativa del 56° Aniversario de la Facultad de Ciencias

Últimas noticias

Hallazgo paleontológico:

Investigadores descubren nuevo mamífero de la Era de los Dinosaurios

Entre 74 a 72 millones de años de antigüedad tendría esta especie nombrada Orretherium tzen por científicos de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile, Sergio Soto y Alexander Vargas, junto a investigadores argentinos y del Instituto Antártico Chileno. El estudio del fósil fue publicado por Scientific Reports del grupo Nature.

Ciencia y arte:

Conoce de qué manera la música se junta con la física

¿Es posible unir en una investigación académica o en una carrera profesional el desarrollo artístico propio de la música con las operaciones matemáticas o la física? El profesor del Departamento de Física de la Facultad de Ciencias, Dr. Víctor Muñoz Gálvez, sostiene que el encuentro interdisciplinario de los conocimientos en estas áreas puede permitir entender mejor el fenómeno musical.

Compartir:
http://uchile.cl/cs172669
Copiar