Con nuevos Licenciados en Ciencias con mención en Biología, Física, Matemáticas y Química cuenta nuestro país

Ceremonia de Egreso de las Licenciaturas de la Facultad de Ciencias años 2018, 2019, 2020 y 2021
Ceremonia de Egreso de las Licenciaturas de la Facultad de Ciencias años 2018, 2019, 2020 y 2021

En dos solemnes ceremonias (sábado 19 y 26 de noviembre) realizadas en el Auditorio María Ghilardi Venegas, la Facultad de Ciencias graduó a nuevos Licenciados en Ciencias con mención en Biología, Física, Matemáticas y Química quienes egresaron en los años 2018, 2019, 2020 y 2021 respectivamente.

La primera ceremonia fue encabezada por el Decano de la Facultad de Ciencias, Dr. Raúl Morales Segura; junto al Vicedecano (s), Prof. Leopoldo Dominichetti Caroca y el Director de la Escuela de Ciencias, Dr.  Robert Frederick Auffarth. En la segunda ceremonia, se integró a la testera oficial el Vicedecano, Dr. Michael Geoffrey Handford. Ambos actos contaron con la asistencia de personal académico y de colaboración y de los nuevos graduados de las cuatro licenciaturas junto a sus respectivas familias.

Discurso del Decano Prof. Dr. Raúl Morales Segura

Apreciadas y apreciados estudiantes que hoy se gradúan en la formalidad de esta Ceremonia:

Felicitaciones y felicidad familiar al cerrar con ustedes este ciclo formativo y así despedirlos, para que, de acuerdo con sus propias circunstancias, méritos y capacidades, accedan a la vida profesional como nuevos científicos, futuros exponentes y representantes de esta alma mater, su Universidad de Chile.

Que la Sabiduría de las enseñanzas impartidas, la Fuerza de las concepciones éticas y valóricas adquiridas y la Belleza de una permanente estética que habrá de acompañarles en el sentir de vuestra vocación develada, formen parte permanente de vuestras vidas como integrantes de una sociedad cada vez más compleja, multitudinaria y diversa.

Tras franquear ayer el umbral de nuestra puerta institucional, como parte de un selecto grupo de jóvenes de satisfactorio rendimiento en su Enseñanza Media, e incorporarse a la vida universitaria en un no menor período de tiempo, han debido emprender con esfuerzo, tenacidad y constancia el exigente mundo del estudio profundo, pero que con el apoyo de quienes tuvieron a su lado y con la benevolencia de la vida que llevaron, soslayaron los obstáculos diversos que el destino a cada uno nos depara.

Hoy, en la hora de la despedida, se enfrentan nuevamente a traspasar este mismo umbral, tras el término de una etapa formativa ya cubierta, pero con la satisfacción del deber cumplido, con la mirada puesta en el futuro y bien dispuestos a continuar en la senda de las inquietudes científicas y de las respuestas a preguntas fundamentales que diariamente nos presenta la naturaleza o la reflexión de una elucubración que la razón nos formula.

Sin duda que, ustedes, son los nuevos continuadores de una tradición formadora de investigadores profesionales, que se instala en nuestro país como la primera escuela de Científicos para Chile.  Efectivamente, tras las luces aportadas por uno de los grandes filósofos y pensadores chilenos, el rector Juan Gómez Millas, hacia la segunda mitad de la década de los años cincuenta del siglo pasado, desde su profunda y aguda mirada de nuestra sociedad, en una visionaria proyección del desarrollo del país, pregona desde diferentes púlpitos la relevancia de hacer ciencia desde la condición profesional con formadores de científicos que tengan asiento en nuestra propia Universidad, y no necesariamente desde el ámbito de una facultad profesional.

Son estas primeras premisas las que llevan a abrir espacios de discusión universitaria, generando un ámbito exclusivo para el cultivo de las disciplinas científicas desde un espacio nuevo, y no necesariamente dependientes del ámbito de cultivo de profesiones liberales tradicionales.   Así se inicia un movimiento nacional por consolidar en la Universidad de Chile un espacio destinado a agrupar científicos, hasta ese entonces, sólo dispersos en el seno de las tradicionales facultades profesionales.  Así las cosas, se constituye el Instituto de Ciencias que, a poco andar, por Decreto Supremo Nº 135 del 14 de enero de 1965 del Ministerio de Educación, se crearía nuestra Facultad de Ciencias, con el objetivo de  “Desarrollar, sin perjuicio de las que se efectúan en otras Facultades, investigaciones que tiendan esencialmente a la ampliación del conocimiento en el campo de las ciencias matemáticas y naturales; elaborar y aplicar los planes de estudios de las licenciaturas y magíster y doctorado en ciencias matemáticas y naturales”.

De modo que, en la línea de esta descendencia que se inicia con los primeros egresados en el año 1969, ininterrumpidamente año tras año, hasta hoy, 54 generaciones han cumplido con los planes y programas que los han conducido a ser Licenciados en Ciencias en las diferentes cuatro menciones de Biología, Física, Matemáticas y Química, constituyéndonos en la Facultad de Ciencias más antigua y pionera del país.

Es por ello que, al mirar hoy el contexto científico nacional en materia de egresados de nuestra facultad, los veremos en diferentes universidades, empresas y emprendimientos, en las diferentes regiones de Chile, formando parte de sus cuadros académicos o en el sector productivo, contribuyendo al desarrollo nacional desde diferentes niveles, en donde el trabajo o la experiencia científica son fundamentales para la generación de productos o servicios que fluyen en nuestra sociedad.

Más, como ya han ido conociendo y experimentando en sus últimos años de estudios, las Licenciaturas se constituyen en la primera fase, de una carrera más larga que muchos de ustedes habrán de continuar, en el interés de forjarse como investigadores líderes en sus respectivos campos, con la formación de postgrado a nivel de Magister, de Doctorado y de Postdoctorados, que les perfeccionarán como parte de sus proyectos e inquietudes investigativas. 

Sin embargo, en los años que vienen, enfrentarán tal vez, los campos más difíciles del conocimiento de todos los tiempos, así como los desafíos más cruciales que deberá sortear la humanidad, producto de su propio y acelerado ritmo que ha generado en tan pocas décadas.  No serán épocas de cambios como antaño, sino más bien, entrarán a un cambio de época por el que deberán transitar y donde ya nuestra sociedad se enfrenta a impulsar un desarrollo sostenible, para así, atenuar el desenfreno que lleva a la transformación del clima planetario, con las consecuentes tragedias que se proyectan desde el campo científico.

Sin duda que, deberán ser forjadores de una nueva agenda científica dirigida no sólo hacia procesos de construcción del conocimiento y su difusión, sino que, también,  al desarrollo de tendencias transdisciplinarias y visiones más holísticas que reduccionistas, que contribuyan a establecer los cimientos de una Ciudadanía Planetaria que, producto de la evolución acelerada que nos traerá asociada la Inteligencia Artificial, la Robótica, la Ingeniería Genética, el Dataísmo, el Metaverso y la internet 3D, entre otros avances, acentuarán las necesidades de nuevas concepciones valóricas y éticas para un nivel de conciencia humana, con una perspectiva más integrada, inclusiva y tolerante.

Al proceder ya al cierre de esta ceremonia, no puedo dejar de mencionar, con el debido reconocimiento, a los profesores pioneros y fundadores de esta Escuela de Ciencias y de una Facultad que ha sido por más de cincuenta años un referente nacional del desarrollo científico chileno. Tanto así que, por muchos científicos nacionales, sólo basta referirse a nosotros como “Las Palmeras”.  Esta calle, que se extiende en tan solo dos cuadras, ya desde la esquina con Av. Macul o Av. José Pedro Alessandri, el macizo andino se proyecta como telón de fondo que distrae la atención, sin recabar en el claro y premonitorio aviso municipal de “Calle sin Salida”.

¡Efectivamente, para muchos, este ingreso ha significado una verdadera calle sin salida!, … atrapados en la magia de la ciencia, por la intensidad de la búsqueda de conocimientos y la pasión por ahondar en los secretos de la naturaleza.

En este especial momento que nos congregamos, también es oportuno para expresar nuestros agradecimientos a todo el cuerpo directivo, académico y personal de colaboración.  Todos ellos han hecho de esta Escuela de Ciencias el mejor espacio construido gradualmente, con todos los mejores esfuerzos, pero también, con todas las dificultades que resultan propias de un país que, aún, no alcanza niveles de comprensión política y social de que las ciencias han sido el verdadero motor del desarrollo en los países más poderosos del planeta.  Sin embargo, superando barreras y obstáculos cotidianos, hemos siempre permanecidos indefectiblemente e incondicionales a la formación de nuevos científicos, como parte fundamental de nuestra vocación y quehacer, permitiéndonos a su vez gozar del privilegio de verlos crecer y alcanzar a dominar las primeras y fundamentales herramientas formativas.

Ahora, al emprender ustedes este nuevo viaje, en donde cada quién se podrá mostrar como lo que es, tras la superación experimentada, sepan que recibieron de parte nuestra los mejores esfuerzos y dedicaciones de acuerdo con nuestras capacidades, circunstancias y vicisitudes experimentadas, y que, a su vez, se llevan nuestros mejores deseos de éxito y realización profesional en la senda que habrán de enfrentar en cada una de vuestras vidas futuras.

Sólo me resta decirles que, en los caminos de la Ciencia que habrán de surcar, ya el gran maestro que fue Juan Gómez Millas, y a quién esta Facultad instituyó en la práctica cotidiana el nombre del Campus, como tributo a su persona, nos legó una reflexión fundamental: “la virtud del científico es la honestidad”, pues es en esta aseveración que descansa todo el andamiaje del gran edificio de la Ciencia y de los paradigmas que forman parte de la interpretación de nuestra realidad.

Al finalizar, deseo expresarles que esta casa de estudios, vuestra casa, seguirá manteniendo las puertas abiertas para recibirles y continuar ofreciendo o compartiendo estudios superiores que nos demanden, de acuerdo con sus necesidades futuras o requerimientos laborales, acordes con su formación de especialidad.

Muchas Gracias.

Imágenes de los Licenciados

Últimas noticias

Compartir:
https://uchile.cl/cs193316
Copiar